Techo

Belleza y protección duradera para tu tejado o techumbre

Techo
134 cm x 42 cm x 0.04 cm
SKU: TTG002
$ 5.490 / Unidad + I.V.A.
m2
Ingresa los m2
Techo
134 cm x 42 cm x 0.04 cm
SKU: TTG002
$ 5.490 / Unidad + I.V.A.
m2
Ingresa los m2
Techo
134 cm x 42 cm x 0.04 cm
SKU: TTG001
$ 5.490 / Unidad + I.V.A.
m2
Ingresa los m2
Techo
134 cm x 42 cm x 0.04 cm
SKU: TTG001
$ 5.490 / Unidad + I.V.A.
m2
Ingresa los m2

¿Qué son las Tejas Gravilladas?
De Aluminio Zincado

Las tejas gravilladas están compuestas de una lámina de acero recubierta de una aleación de zinc y aluminio. Este recubrimiento proporciona una excelente resistencia a la corrosión, lo que significa que estas tejas son capaces de soportar condiciones climáticas adversas sin deteriorarse. Además, el aluminio zincado ofrece una mayor protección contra los rayos ultravioleta del sol, evitando así que las tejas se decoloren o se deterioren prematuramente. Además, están revestidas por una capa de gravilla mezclada y sellada con un acrílico, que actúa como fungicida (anti-hongos)

La capa de gravilla que recubre estas tejas no sólo les da un aspecto atractivo, sino que también mejora su resistencia al impacto. La gravilla actúa como una barrera adicional contra los daños causados por el granizo, los escombros voladores u otros objetos contundentes. Esta característica las convierte en una opción ideal para áreas propensas a lluvias, tormentas o condiciones climáticas adversas.

Podemos asegurar que las tejas gravilladas ofrecen una solución más confiable para proteger la estructura del techo que las tejas asfálticas y añaden un toque estético a la misma.

Ventajas de las tejas gravilladas
La mejor alternativa para tus techos

Durabilidad: Las tejas gravilladas están diseñadas para resistir el paso del tiempo y mantener su integridad estructural incluso en entornos difíciles. Su recubrimiento de zinc y aluminio las protege contra la oxidación y la corrosión, lo que se traduce en una vida útil más larga en comparación con otros materiales de techo convencionales. Pueden soportar condiciones climáticas extremas, como lluvias intensas, vientos fuertes y granizo.

Protección contra los rayos UV: Los rayos ultravioleta del sol pueden ser perjudiciales para la vida útil de un techo. Las tejas gravilladas, gracias a la capa de grava, reflejan los rayos solares y evita se deterioren prematuramente debido a la exposición prolongada al sol.

Variedad de estilos y colores: Las tejas gravilladas ofrecen una amplia gama de estilos, texturas y colores para adaptarse a la estética de cualquier hogar. Puedes encontrar una selección diversa que imite la apariencia de materiales más costosos, como las tejas cerámicas, la pizarra o la madera, a un precio mucho más económico.

Fácil instalación y mantenimiento: Las tejas gravilladas son livianas, fáciles de transportar y bastante fáciles de instalar, lo que puede ayudar a reducir los costos de mano de obra en comparación con otros materiales de techo más complejos. Estas tejas son livianas y Además, su mantenimiento es sencillo, ya que generalmente sólo requieren inspecciones periódicas y la eliminación de escombros acumulados.

Costo efectivo: En comparación con otros materiales de techo, las tejas gravilladas ofrecen una relación calidad-precio muy favorable. Son una opción económica y sustentable para aquellos que desean un techo duradero y estéticamente agradable sin gastar una fortuna.

Si estás buscando construir o renovar un tejado o techumbre, la elección de los materiales adecuados es fundamental. Uno de los materiales más populares y ampliamente utilizados en la industria de la construcción son las tejas y entre las opciones disponibles, las tejas gravilladas destacan como una excelente alternativa, brindando durabilidad, estética y numerosas ventajas sobre las tejas asfálticas.

Tejas gravilladas vs Tejas asfálticas
Te ayudamos a elegir

Existen algunas diferencias que debes evaluar al momento de elegir entre ambos materiales:

  • Durabilidad: Gracias a la combinación de materiales, las tejas gravilladas ofrecen una gran resistencia a la intemperie, impactos y deformaciones. A diferencia de las tejas asfálticas, que pueden volverse frágiles con el tiempo, las tejas gravilladas conservan su resistencia y durabilidad a lo largo de los años.
  • Resistencia al fuego: Las tejas gravilladas de aluminio zincado tienden a ser más resistentes al calor y tienen una menor combustibilidad debido a los materiales no combustibles utilizados en su fabricación. Además, la capa de grava presente en estas tejas proporciona una protección adicional contra la radiación térmica. Por otro lado, las tejas asfálticas suelen tener una menor clasificación de resistencia al fuego y una menor protección contra la propagación del fuego.
  • Mantenimiento y vida útil: Las tejas gravilladas son conocidas por su bajo mantenimiento. Requieren inspecciones regulares y limpieza ocasional para eliminar la acumulación de escombros, pero en general, no demandan un cuidado intensivo. Además, su vida útil es bastante larga y pueden durar entre 30 y 50 años, dependiendo de la calidad del material y las condiciones climáticas locales. Entonces, con un adecuado mantenimiento, las convierte en una buena inversión a largo plazo.

    Por otro lado, las tejas asfálticas, tienen una vida útil más corta en comparación con las tejas gravilladas de aluminio zincado. Por lo general, las tejas asfálticas tienen una vida útil de alrededor de 20 a 30 años, aunque algunas de alta calidad pueden durar hasta 40 años.

Las tejas gravilladas son una excelente opción para aquellos que buscan un tejado o techumbre duradero, estéticamente atractivo y con múltiples ventajas. Su resistencia, variedad estética, capacidad de aislamiento térmico y acústico, resistencia al fuego, bajo mantenimiento y vida útil prolongada las convierten en una alternativa superior a las tejas asfálticas. Si estás considerando la construcción o renovación de tu tejado o techumbre, las tejas gravilladas merecen ser tomadas en cuenta para garantizar un resultado óptimo y satisfactorio a largo plazo.